Visita de lujo

Monterrey, N.L.

Un campeón de Grandes Ligas tuvo un día muy regio.

Julio Urías, pitcher de los Dodgers de Los Ángeles, actuales campeones de las Mayores, visita pocas veces Nuevo León, pero cuando lo hace le saca provecho.

Llegó temprano y traía hambre.

Degustó carne asada y un queso flameado en un restaurante de Monterrey al lado del empresario Carlos Bremer, el Alcalde de San Pedro, Miguel Treviño, y de directivos de la Liga Mexicana de Beisbol.

Por la noche, lanzó la primera bola en la inauguración del Parque de la Liga Pequeña Sierra Madre, en San Pedro. Al bat estaba Adrián González y como cátcher Karim García, dos ex ligamayoristas.

Un día completo para Urías, quien dijo que el 2020 no lo olvidará jamás.

El zurdo de Culiacán, Sinaloa, logró su primer título de Serie Mundial con los Dodgers, una corona muy esperada por muchos.

Esa novena entrada que cerró perfecta en el sexto juego de la Serie Mundial ante los Rays de Tampa Bay la tiene en la mente, como también no pasa por desapercibido que este año han muerto más de un millón de personas por culpa del Covid-19.

“Estamos pasando por algo feo para mucha gente, hay mucha gente que perdió el trabajo, hay gente que perdió la vida a causa de esta pandemia, fue un año muy loco y triste para esta gente y poder sacar algo ahí (el título con Dodgers), es algo muy bonito y que va a quedar recordado para toda la vida”, señaló el lanzador.

Nada ni nadie bloqueó a Urías y se mantuvo enfocado en alcanzar la gloria con la novena angelina, que desde 1988 no obtenía la corona de las Mayores. 

Así, pese a la molestia que le pudo causar la decisión del mánager Dave Roberts de sacarlo del cuarto juego del Clásico de Otoño, el mexicano salió avante y hoy disfruta su momento.

“Son decisiones que son en el momento, la frustración o tal vez el enojo, pero obviamente debemos entender que estamos en una Serie Mundial, es trabajo en equipo y si me ocuparon para esos 4.2 innings, hice un buen trabajo, salí contento después del juego a pesar de la derrota y quedamos campeones, el resto fue historia”, expresó.

La gran actuación que tuvo en la postemporada le valieron muchas comparaciones con el histórico Fernando Valenzuela, a quien superó como el pitcher nacional más ganador en Playoffs, aunque en su punto de vista necesita más méritos para igualar lo hecho por el “Toro” en Los Ángeles.

“Respeto mucho a Fernando y todo lo que hizo él, es una locura poder decir que ya lo hice o lo estoy haciendo, simplemente fue algo que no volverá a pasar. Fernando sólo hay uno”, comentó Urías.

El hambre de triunfo no acaba en los Dodgers y la próxima temporada buscarán extender su legado.

“Hay que seguir trabajando fuerte como equipo, llegar lo mejor preparados posible, cada quien en sus casas o donde estén, al Spring Training y poner las metas y lo que queremos hacer para el año que viene”, sentenció.

Urías no pierde el camino, si ayer tuvo un día ajetreado, hoy un cabrito le pondrá más sabor a un año de éxitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COVID