Retrasos de sueldos de más de dos meses, viajes en autobús de 10 horas y canchas invadidas por escenografías de conciertos previos, son algunos de los obstáculos que las jugadoras profesionales de la Liga MX tienen que sortear para jugar sus partidos.

En los últimos días tres equipos de la Liga MX femenil han evidenciado la desigualdad que existe en esta categoría en comparación con la varonil. 

El primer caso corresponde al equipo de las Xolas de Tijuana, quienes antes de su juego del pasado lunes contra las Tuzas del Pachuca, tuvieron que levantar lonas y tarimas que se encontraban en la cancha, por lo cual el partido programado para las 9 de la noche se retrasó una hora. 

En redes sociales circularon imágenes de las jugadoras de Tijuana cargando y arrastrando las tarimas y lonas para retirarlas de la cancha. 

Dicho mobiliario fue utilizado por la banda Guns N´Roses, la cual días antes ofreció un concierto en el estadio. 

Aunque al final el partido se efectuó, quedó demostrada la falta de atención y logística para la escuadra femenil.  

jugadoras de Xolos y Pachuca femenil, ayudaron a quitar tarimas de la cancha para que se pudiera jugar 😱👀https://t.co/VHYYDajh77

— ESPN.com.mx (@ESPNmx) October 22, 2019

#LigaMxFemenil

¡Que se escuche!
En México ser jugadora “profesional” significa no solo patear un balón 90 minutos sin sueldo, sin fisioterapeuta ni preparación física, también se requiere de destreza y fuerza física para alzar tarimas y, entonces sí, poder jugar. #GunsNRoses pic.twitter.com/Wnrqu9l5Z0

— DIOSAS OLÍMPICAS (@diosasolimpicas) October 22, 2019

 

El segundo caso corresponde a las Tiburonas del Veracruz, quienes al igual que el equipo varonil padecen de retraso de pagos. 

El pasado 19 de octubre, el capitán del equipo varonil, Carlos Salcido, dio a conocer las carencias que enfrentan las jugadoras. 

“La categoría femenil tiene un salario de 3700 pesos mensuales, cuentan con un adeudo de dos meses o dos meses y medio sin dejar de lado que las condiciones en las que se encuentra la categoría son indignantes”, señaló Salcido al término del partido contra Tigres. 

El capitán de los escualos dijo que, además del retraso salarial, las jugadoras no cuentan con médico ni nutriólogo. 

“No tienen condiciones para su privacidad y ni agua para bañarse ni para hidratarse, por lo que esos gastos tienen que correr por su cuenta”, añadió.

La situación que está pasando el equipo #Veracruz sigue con mucha controversia.

Carlos Salcido hablo en conferencia de prensa luego del juego contra Tigres.

Hizo mención sobre las condiciones del equipo femenil: pic.twitter.com/wnZiw7ECSm

— Fut Femenil⚽️ (@futfemenilmx) October 19, 2019

El atraso de sueldo fue confirmado por la jugadora de las Tiburonas, Magaly Cortés, quien no ofreció más detalles sobre el resto de las precariedades. 

“Hay temas que nosotras desconocemos, hay adeudos pero al menos con nuestro equipo es de un mes. El minuto del inicio fue un grito de auxilio para los medios que nos apoyen a la liga femenil en general”.

🎙 Magaly Cortés de @SomosTiburonas pic.twitter.com/07zqIrAQeY

— PressPort (@PressPortmx) October 22, 2019

Las protagonistas del tercer casi fueron las jugadoras de las Centellas del Necaxa, quienes se enfrentaron este jueves contra su similar del América en la capital del país. 

La directiva del Necaxa prefirió transportar a sus jugadoras a la Ciudad de México en autobús y no en avión, para lo cual las citó a las futbolistas a la 5 de la mañana. 

El viaje de Aguascalientes a la capital fue de 10 horas debido a que el autobús de las Centellas se encontró con un bloqueo de casetas realizado por el Movimiento de la Confederación Nacional de Industriales de Metales y Recicladores. 

Las jugadoras lograron llegar al Estadio Azteca apenas hora y media antes del partido que se disputó a las 4 de la tarde. 

La situación de @NecaxaFemenil:

➡️ Salieron 5:15 AM de Aguascalientes a CDMX, igual que en sus partidos vs Rayadas y Tigres.
➡️ Anteriormente viajaron 16 hrs en autobús a Cd. Juárez.
➡️ Desde septiembre nos les incluyen desayuno (a las categorías sub varonil sí).

👇🏼Además… pic.twitter.com/Zt3wYyMABn

— Campeonas MX (@campeonasmx) October 24, 2019

Ante las críticas recibidas por este hecho, este viernes, Santiago San Román, director deportivo del club Necaxa, lamentó lo sucedido con las jugadoras del primer equipo y se comprometió a tomar medidas para que una situación así no se repita en el futuro. 

En esta directiva, la autocrítica es y será un pilar fundamental, es por eso que lamentamos profundamente lo sucedido con nuestras centellas @NecaxaFemenil y tomaremos medidas inmediatas para ofrecerles mejores condiciones y que puedan competir mejor #FuerzaCentellas #FuerzaRayos

— Santiago San Roman (@sanroman_san) October 25, 2019

Con información de ESPN y Fox Sports.

Piña, batidos de verduras o café para adelgazar. Té verde, jengibre o bayas de Goji para desintoxicar. Canela, cúrcuma o linaza para controlar la diabetes.

Internet está lleno de este tipo de afirmaciones. En el mejor de los casos son “erróneas”, y en el peor, el resultado de intereses comerciales.

Los alimentos actúan a modo de transportadores de nutrientes. El sistema digestivo se encarga de liberar estos nutrientes de la matriz alimentaria para que el intestino pueda absorberlos.

Una vez en nuestras células, los nutrientes participan en numerosos procesos biológicos que permiten su funcionamiento adecuado.

Por mencionar algunos de ellos, las vitaminas B, el magnesio o el zinc asisten en las reacciones bioquímicas que tienen lugar en nuestras células.

Las vitaminas C y E son antioxidantes que las protegen del daño oxidativo. El hierro es imprescindible para que la hemoglobina pueda transportar oxígeno en la sangre. Y así una lista infinita.

Si nos centramos en la popular vitamina C, por ejemplo, como consecuencia de sus funciones contribuye al funcionamiento del sistema nervioso, al del sistema inmunitario y al metabolismo energético.

Lo que no hace la vitamina C, por muy antioxidante que sea, es prevenir el envejecimiento o los resfriados.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una dieta malsana es un factor de riesgo fundamental para las Enfermedades No Trasmisibles (ENT), responsables del 70% de las muertes en el mundo.

Las cuatro ENT más frecuentes son: enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes y enfermedades respiratorias.

En 2017, un meta-análisis concluyó que el aumento del consumo de verduras y hortalizas, fruta, frutos secos y pescado disminuye el riesgo de mortalidad.

Otra revisión en 2019 concluyó que el patrón alimentario de la dieta mediterránea puede ser recomendado para la prevención de la diabetes tipo 2 a largo plazo.

Por cierto, que la dieta mediterránea también ha mostrado efectos beneficiosos en la prevención de enfermedades cardiovasculares.

No acaba ahí la cosa. La Fundación Mundial de Investigación en Cáncer (WCRF) reflejó en su informe de 2018 que hay evidencias importantes de que los cereales integrales (grano entero), los alimentos que contienen fibra y los productos lácteos disminuyen el riesgo de cáncer colorrectal.

De la misma manera, relaciona ingestas elevadas de verduras, hortalizas y frutas con menor riesgo de varios tipos de cáncer que afectan el tracto respiratorio y la parte superior del aparato digestivo.

En cuanto al peso corporal, la WCRF nos dice que el “consumo de alimentos con fibra dietética probablemente protege contra la ganancia de peso, el sobrepeso y la obesidad“.

Tras la revisión de la evidencia, llegaron a la misma conclusión con respecto a los patrones dietéticos de “tipo mediterráneo”.

Es muy tentador convertir los cuatro párrafos anteriores en afirmaciones del tipo “la fruta prolonga la vida”, “la fibra previene el cáncer” o “la dieta mediterránea previene la diabetes”.

Pero debemos ser conscientes de que, si lo hiciéramos, estaríamos dotándolas de un cariz categórico que los estudios no sustentan y que, por lo tanto, serían erróneas.

Además de las evidencias ya citadas, existen multitud de trabajos publicados donde se estudian los efectos de alimentos, extractos o principios activos presentes en los alimentos.

Para demostrar efectos beneficiosos no basta con un solo trabajo de investigación, sino que son necesarios varios de ellos cuyos resultados apunten en la misma dirección.

La libre disposición de estos trabajos en internet puede provocar confusión entre la población que los consulta.

Porque para poder interpretar adecuadamente los resultados obtenidos en esos estudios es necesario un cierto bagaje en investigación.

Por ejemplo, la búsqueda de los efectos sobre la salud del jengibre en una base de datos especializada (Pubmed) devuelve más de 800 artículos, de los cuales más de 200 son revisiones.

Las conclusiones de una de ellas, de 2019, nos dice que son necesarios más estudios para determinar los beneficios del jengibre sobre las náuseas y los vómitos, el síndrome metabólico y el dolor.

Para evaluar otros beneficios del jengibre habría que leer el resto de artículos y revisiones. Dudo que todo aquel que habla en internet de las maravillas para la salud de este alimento lo haya hecho.

De hecho, posiblemente no haya leído ninguna.

Por lo tanto, es fundamental interpretar adecuadamente los resultados de la investigación para evitar generalizaciones incorrectas.

Además, hay que ser especialmente cuidadosos con el lenguaje, porque un mal uso puede sugerir o dar a entender efectos beneficiosos no sustentados por la evidencia.

Si queremos informarnos del uso terapéutico de los alimentos, extractos o principios activos, la Agencia Española del Medicamento y los Productos Sanitarios es la encargada oficialmente de autorizarlos con este fin.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) evalúa los efectos beneficiosos no terapéuticos de los alimentos y la Comisión Europea los publica en el registro de declaraciones de propiedades saludables.

A nivel divulgativo, las páginas institucionales de la OMS, la EFSA, el Ministerio de Sanidad, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) son fuentes fiables de información.

También lo son las de universidades o sociedades científicas libres de intereses.

A modo de conclusión, quien suscribe recomienda ignorar cualquier información que indique, sugiera o dé a entender que algún alimento tiene magníficos efectos sobre la salud.

Lo que sí está demostrado es que un patrón alimentario saludable es un factor importante para reducir el riesgo de enfermedades. Aunque aplicarlo al día a día requiere un gran esfuerzo, los resultados hacen que valga la pena.

*Ana Belén Ropero es profesora titular de nutrición y bromatología y directora del proyecto BADALI, web de Nutrición, de la Universidad Miguel Hernández.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=vxsT2rWx1_o&t=50s

https://www.youtube.com/watch?v=_UZGVTV0o1s&t=12s

https://www.youtube.com/watch?v=rej3470RFD4&t=15s

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here