¿Alergia, gripa, influenza o COVID-19? Con octubre llegan los días fríos y en esta época aumentan las enfermedades respiratorias y algunas alergias. Pero en medio de una pandemia, la pregunta que más de uno nos hemos hecho es ¿tengo COVID o es mi rinitis? 

Aunque aparentemente comparten síntomas cada uno de estos padecimientos tiene sus particularidades.

El doctor Daniel Pahua Díaz, académico del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la UNAM, explica que los síntomas habituales de una alergia son: 

Y un signo de alerta para descartar que todo se trata de una alergia es presentar fiebre o aumento de la temperatura. Un dato importante es que la fiebre no es un síntoma de alergia, pero sí de COVID-19, gripe o influenza.

“Si no hay fiebre lo más seguro es que no haya infección”, señala. Pahua explica que las alergias son la respuesta del cuerpo a agentes alergénicos como el polvo o el polen. Sus síntomas no son causados por una infección. El especialista también dice que la mayoría de las personas que son alérgicas ya saben que les produce la alergia o en qué épocas comienzan a tener los síntomas. Entonces lo primero es recordar si esto mismo ya lo habías sentido antes. 

Lee: Qué es la ‘COVID-19 crónica’ y por qué a algunos les cuesta tanto recuperarse

Por el momento, no hay suficiente información científica que nos permita saber si tener alergias te hace más propenso a contraer COVID-19 o a desarrollar síntomas más graves, de acuerdo con los Centros para el Control de Enfermedades (CDC).

Pero lo que sí se sabe es que los adultos mayores y personas con otras enfermedades como obesidad, diabetes o enfermedades cardiacas o pulmonares, corren mayor riesgo de presentar complicaciones graves si se enferman de COVID-19.

La gripe y la COVID-19 son enfermedades causadas por un virus. El origen de la COVID-19 es el SARS-CoV-2. La gripe es producto de los virus de la influenza A y B. 

En este caso, sí se tienen síntomas que en un inicio o en el transcurso de la enfermedad pueden ser muy semejantes: 

De acuerdo con el doctor Pahua la clave para diferenciar la gripe de la COVID-19 es que “no hay dificultad para respirar y el cuadro debe durar en promedio 5 días”. Un signo para sospechar que no es gripa común es si en lugar de mejorar, los síntomas se siguen agravando.

En este sentido, la Clínica Mayo precisa que los síntomas de la COVID-19 suelen aparecer entre 2 y 14 días después de la exposición al virus. Mientras que en la gripe, los síntomas generalmente aparecen entre 1 y 4 días después de la exposición al virus.

Además, en el caso de la gripe sí hay vacuna para reducir el riesgo de padecerla y tratamientos específicos aprobados por las autoridades sanitarias para tratarla. Para la COVID-19 todavía no se aprueba ninguna vacuna ni otro medicamento específico para esa enfermedad. 

En este caso, ambas enfermedades son provocadas por un virus que se transmite a través de las gotitas que arroja una persona infectada al toser, hablar o estornudar. Y las mismas medidas de lavado de manos, distancia social, uso de cubrebocas y la etiqueta respiratoria pueden ayudar a disminuir el contagio. 

Lee: COVID-19: el gráfico que te ayuda a evaluar el riesgo de contagio en una reunión social

Lo que recomiendan las autoridades es estar muy pendientes de los síntomas. Según el doctor Pahua, en este caso lo mejor es no automedicarse y acudir a una revisión médica con todas las medidas sanitarias. De esta forma, el médico ya podrá determinar si es necesario hacer una prueba de laboratorio para descartar COVID-19.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud, hasta el momento se sabe que el 80% de las infecciones por COVID-19 son leves o asintomáticas, el 15% son infecciones graves, que requieren oxígeno, y el 5% son infecciones críticas, que requieren ventilación.

Los síntomas más comunes de COVID-19 son: 

Otros síntomas menos frecuentes, según la Organización Mundial de la Salud son: 

“Es una infección que puede empezar como una enfermedad respiratoria leve como escurrimiento nasal, dolor de garganta, cansancio, un poco de fiebre. Pero en lugar de mantenerse o mejorar tiende a irse agravando. Pero es importante señalar que no todos los pacientes que tienen COVID-19 se complican”, dice el doctor Pahua.

De acuerdo con el especialista, aunque no todos los enfermos de COVID-19 tienen síntomas graves, “lo importante es que todos los pacientes, jóvenes o ancianos son potencialmente contagiosos aunque no tengan síntomas”. Y pueden esparcir el virus a personas más propensas a desarrollar cuadros graves. 

Por esa razón es importante estar pendiente de nuestro síntomas y avisar a las personas que estuvieron en contacto con nosotros si se nos diagnostica COVID-19.

Finalmente, el doctor Daniel Pahua señala que lo más importante para una persona que comienza sentir síntomas de enfermedades respiratoria pero no está seguro si podría ser COVID-19 o no, es mantener de forma estricta todas las medidas de prevención. 

“Lo primero es seguir las medidas sanitarias de las autoridades y no seguir información falsa o que no sean de una fuente fiable. La segundo es que no se automediquen y lo tercero es que acudan a revisión médica”, precisa.

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here