El presidente Andrés Manuel López Obrador denunció este 18 de agosto que el Puerto de Veracruz había sido concesionado por cien años a una empresa.

Sin embargo, la empresa de la que habló es, en realidad, una paraestatal, es decir, propiedad del Estado y su administrador es designado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. En la misma situación están todos los puertos de México, salvo el de Acapulco.

El presidente se refirió al problema de corrupción en el país usando como ejemplo la administración de los puertos del territorio nacional. Aunque es cierto lo que dijo, sobre que el de Veracruz se concesionó por 50 años más, es falso que se haya entregado a una empresa privada, como dio a entender.”

Antes yo sostenía que la corrupción era el principal problema, ahora no tengo la menor duda, porque poseo más información de los contratos que firmaron, de cómo estaba migración, cómo estaban las aduanas, siguen estando.“

Los puertos, por eso nos tardamos, hicimos una evaluación, estamos limpiando de corrupción. Me acabo de enterar de que el puerto de Veracruz se lo concesionaron a una empresa, primero, por 50 años, y 10 días después que ganamos esa empresa recibió otra concesión ampliándole el plazo a 50 años más. Imagínense, una concesión del puerto de Veracruz de un siglo. ¿Cómo es que firmaron eso? Y así está todo”.

Según López Obrador la concesión por tanto tiempo para la administración de un puerto nacional evidencia la corrupción en el país y los tratos entre el sector público y las empresas privadas.

Más tarde, el presidente tuiteó al respecto asegurando que la concesión otorgada a la empresa durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari representaba una “privatización” del puerto de Veracruz, pero eso es falso.

Hoy en la mañana hablé de cómo Salinas privatizó el Puerto de Veracruz por 50 años y, el 6 de julio de 2018 —4 días después de que triunfamos— Peña amplió la concesión hasta el 2094, es decir, por un siglo. Ni en el porfiriato . Actuaremos legalmente. https://t.co/xQj2td3JoG pic.twitter.com/gRDiY30CIm

— Andrés Manuel (@lopezobrador_) August 18, 2020

La concesión no representa una privatización del puerto nacional.

Durante su conferencia de este 19 de agosto, López Obrador adelantó que su gobierno revisará la ampliación de la concesión.

“Porque es muy extraño, primero, por qué a 100 años, segundo, por qué después de las elecciones (de 2018); y tercero quiénes son los beneficiarios y montos.

Dijo que no ha mejorado el puerto de Veracruz durante el tiempo que ha sido operado por la empresa que tiene la concesión para su manejo.

El mandatario insistió que se revisará el efecto del convenio, porque se puede señalar que la API de Veracruz pertenece al sector público, pero “la administración corresponde completamente a particulares”.

Sobre la API de Veracruz, dijo que se trata de “un engaño, una simulación. Si es público, si pertenece al Estado para qué se concesiona, no tendría ningún caso.

“Es una concesión única en el mundo. No creo que exista un contrato donde se concesione un puerto por 100 años, por un siglo. Ni Porfirio Díaz se atrevió a eso”, sostuvo.

La empresa a la que se refiere López Obrador se llama Administración Portuaria Integral de Veracruz, S.A. de C.V (APIVER) y es una empresa de participación estatal mayoritaria, constituida el 15 de diciembre de 1993 mediante escritura pública No. 30119.

Su valor se divide en acciones de dos tipos A y B. Las acciones de la serie A que son el 51% sólo podrán ser suscritas por los gobiernos federal, estatal y municipal, Organismos Descentralizados, Empresas de Participación Estatal Mayoritaria o Sociedades Mexicanas con cláusula de exclusión de extranjeros, o bien por individuos mexicanos.

Las acciones de la serie B formarán el 49% restante de las que se encuentren en circulación, y podrán ser libremente suscritas o adquiridas por cualquier persona física o moral.

Según su escritura pública, esta API tiene como únicos accionistas al gobierno federal y al Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos S.N.C, cuya entidad superior es la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, también del gobierno federal.

Una API o Administración Portuaria Integral es una sociedad mercantil a la que se encomienda la planeación, programación, desarrollo y demás actos relativos a los bienes y servicios de un puerto mediante la concesión para el uso, aprovechamiento y explotación de los bienes y la prestación de los servicios respectivos.

Esto quiere decir que, aunque es cierto que los puertos mexicanos son propiedad del Estado y le pertenecen a todos los mexicanos, pueden ser concesionados para su administración, construcción y operación.

Cada API se encarga de construir y operar las terminales dentro del recinto portuario y de prestar servicios portuarios o de contratar a operadores privados.

La Dirección General de Puertos tiene entre sus atribuciones: “tramitar las concesiones, permisos y autorizaciones en los puertos de México, autorizar o construir obras portuarias, marítimas y de dragado; autorizar los programas maestros de desarrollo portuario”, lo que incluye la regulación de la operación de las APIs y la aprobación de sus contratos.

Esto significa que es el propio Estado quien revisa la operación de los puertos. Además, la Dirección General de la Marina Mercante es la encargada de designar a los prácticos de puertos, quienes sólo pueden ser de nacionalidad mexicana.

Lo que es cierto de lo dicho por el presidente es que la concesión obtenida por APIVER se extendió hasta 2094. El 05 de abril de 2017 la concesionaria pidió a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) una prórroga que fue otorgada el 06 de julio de 2018.

El documento fue firmado por el entonces secretario de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, y por el Ingeniero Juan Ignacio Fernández Carbajal, entonces director general de la API.

De acuerdo con el Artículo 23 de la Ley de Puertos el periodo inicial de concesión es válido por 50 años y puede renovarse.

“ARTÍCULO  23.-La  Secretaría  podrá  otorgar  las  concesiones  hasta  por  un  plazo  de  cincuenta  años, tomando  en  cuenta  las  características  de  los  proyectos  y  los  montos  de  inversión.  Las  concesiones podrán  ser  prorrogadas  hasta  por  un  plazo  igual  al  señalado  originalmente.”

La Coordinación General de Puertos y Marina Mercante tiene documentada la solicitud y el otorgamiento de la prórroga para la administración del puerto de Veracruz:

“TITULAR: Administración Portuaria Integral de Veracruz, S.A. de C.V.

OBJETO: Prórroga de 50 años adicionales al Título de Concesión otorgado    Administración Portuaria Integral de Veracruz, S.A. de C.V.

Así sucede con todos los puertos nacionales, excepto por el puerto de Acapulco, cuya concesión sí pertenece en 51% a una empresa privada.

De acuerdo con la “RELACIÓN de entidades paraestatales de la Administración Pública Federal”, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 14 de agosto de 2020, donde se establece que “la Secretaría de Hacienda y Crédito Público deberá publicar anualmente en el Diario Oficial de la Federación, la relación de las entidades paraestatales que formen parte de la Administración Pública Federal”, a nivel federal existen 16 APIs, incluída la de Veracruz, mencionada por López Obrador.

A ella, se suman las APIs de Altamira, Dos Bocas, Ensenada, Guaymas, Lázaro Cárdenas, Manzanillo, Mazatlán, Progreso, Puerto Madero, Puerto Vallarta, Tampico, Topolobampo, y Tuxpan.

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here