Andrés Manuel López Obrador aprovechó el aniversario de la jornada electoral del 2018, en la que fue elegido presidente, para dar un mensaje y enumerar lo que llamó los logros de su gestión tras 19 meses de gobierno. El mandatario federal enlistó distintas acciones, algunas de las cuales ya ha dicho en sus mañaneras y que, en su momento, El Sabueso calificó como falsas. En otras, omitió contexto y matices que podrían permitir llegar a conclusiones diferentes.

Por ejemplo, en el arranque de su mensaje, López Obrador dijo que en su gobierno “se atiende a víctimas de la violencia y del neoliberalismo, como el caso lamentable de la Guardería ABC, de Hermosillo, Sonora”.

Colectivos de víctimas, sin embargo, han denunciado falta de atención por parte del gobierno federal, además de que la instancia a cargo de atenderlas, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), se acaba de quedar sin titular por segunda vez, tras la renuncia de Mara Gómez hace dos semanas, motivada por las protestas en su contra y por los recortes ordenados por los decretos de austeridad, que prácticamente dejarían inoperante al organismo.

Animal Político ha documentado además que la Comisión acumula 476 denuncias por maltratos, abusos y acoso sexual, quejas por violaciones a derechos humanos y casi 250 amparos en contra por omisiones y negligencias.

El pasado 4 de junio, alrededor de 50 familiares de desaparecidos, apoyados por otras de víctimas de feminicidio, instalaron un plantón afuera de Palacio Nacional demandando el cese de Gómez y exigiendo mayor personal en la Comisión, ya que se quejan de que no hay asesores jurídicos suficientes, ni se cumple con los apoyos económicos para las víctimas, que a veces tienen que trasladarse de un estado a otro para seguir sus procesos, o viven desplazadas en otro lugar por su seguridad.

Este 1 de julio levantaron el plantón, consideraron que la renuncia ha sido un logro, pero aclararon que se van por los riesgos de salud que implica su protesta fuera de Palacio Nacional, y el deterioro de algunas personas que estaban en el campamento, ya que el gobierno federal no ha cumplido sus demandas para que la CEAV sea realmente efectiva y cuente con suficientes asesores jurídico.

Apenas el 15 de junio, familiares de personas desaparecidas pidieron a López Obrador en Veracruz que bajara de su vehículo y que escuchara su caso, y al no obtener respuesta favorable una mujer le reclamaron que en marzo pasado sí descendió de su transporte para saludar a la madre del narcotraficante Joaquín el Chapo Guzmán.

Colectivos dijeron que “A cada estado que vaya AMLO lo van a perseguir las víctimas”.

En el mismo informe, el Presidente ofreció cifras de temas como el alcance de los programas sociales, que apenas serán auditadas. Dijo, por ejemplo que antes de terminar el año, los programas sociales llegarán al 70% de los mexicanos.

Presumió números como el tipo cambiario dólar-peso, que llegó a estar 25 a 1. Adelantó que en junio se perdieron 83 mil empleos, cifra que da a conocer oficialmente el IMSS en la segunda quincena del mes posterior al corte. Sería el número más bajo en los tres últimos meses, prueba de que ya pasó lo peor, según López Obrador.

López Obrador presumió también que los homicidios crecen menos que antes y lo atribuyó a un logro de su gobierno. Dijo: “La nueva política de seguridad empieza a dar resultados: hemos mantenido sin aumentos sensibles el delito de homicidio, y hemos roto la tendencia histórica de su crecimiento”.

Los datos oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública confirman la desaceleración en el crecimiento del homicidio, como dijo el presidente, aunque no es exactamente como lo dijo. Si bien en su primer año de gobierno la tasa de homicidios dolosos creció poco menos de 2% y en el último año del sexenio anterior había ascendido hasta 15%, fue en julio de 2018 —meses antes de arrancar la gestión de López Obrador— que el crecimiento mensual de  homicidios comenzó a frenarse.

Especialistas consultados para el reportaje Crimen y Violencia: la Guerra que no acaba, señalaron que no hay evidencia sólida que permita atribuir el comportamiento de los homicidios a una política del gobierno actual. En cambio, advirtieron que el avance o retroceso de la violencia estaría más ligado a las disputas criminales.

Este miércoles, su aniversario coincidió con el asesinato de 24 personas en Irapuato, Guanajuato, un estado gobernado por el PAN.

El presidente también dijo que los delitos han bajado como el secuestro, con una reducción de 25%, o del robo a transeúnte 45%. Los datos oficiales confirman esa baja en denuncias presentadas, aunque habría que mencionar que hay una cifra negra importante. Otros delitos de alto impacto van al alza y que López Obrador no mencionó. Por ejemplo, en 2019 las denuncias por extorsión cerraron con una cifra récord de 8 mil 500 casos, un incremento de 26.4%. También hubo crecimientos del 20% en delitos sexuales, y del 13% en delitos de violencia familiar.

De otras afirmaciones, simplemente no existen datos. López Obrador dijo que en su gobierno ya no se permiten las ejecuciones extrajudiciales ni las masacres y subrayó que las cifras de muertos no superan a las de los detenidos en enfrentamientos. “Se acabó el mátalos en caliente” sostuvo. No existen datos oficiales que se transparenten periódicamente que permitan confirmar o no lo dicho por el presidente. Lo único con lo que se cuenta es con un informe presentado por el gobierno en octubre del año pasado, y con corte al 30 de septiembre, que señalaba que en lo que iba de 2019 se habían registrado 204 ataques a las fuerzas armadas, con saldo de 177 detenidos y 123 fallecidos.

Apoyos ante la pandemia por COVID-19 

“En sólo tres meses hemos otorgado un millón 278 mil créditos y llegaremos a finales de año a cuatro millones”, dijo el presidente, pero su afirmación no es del todo exacta.

Si bien existen “un millón de beneficiarios identificados”, hasta el 15 de junio sólo se habían dispersado 525 mil 174 apoyos en el programa Créditos a la palabra, enfocado a micro o pequeñas empresas, según informó la secretaría de Economía, Graciela Márquez, en su conferencia vespertina diaria.

Además el programa está condicionado, pues sólo quienes hayan sido registrados en el Censo del Bienestar, levantado en 2018 y 2019, es decir, antes de la pandemia, podrán obtener el crédito de 25 mil pesos a pagar en 3 años.

Los cuestionarios del Censo del Bienestar fueron levantados por promotores de Morena, llamados Servidores de la Nación, con el objetivo de identificar a posibles beneficiarios de los programas sociales del actual gobierno. Una de las preguntas fue si requerían “un apoyo para fortalecer su negocio”. Solo aquellos que respondieron que sí, están siendo contactados para corroborar sus datos y ofrecerles el crédito.

“Se han creado 100 universidades públicas”, dijo el presidente. El gobierno sí inició el Programa de 100 Universidades del Bienestar Benito Juárez García que, según información oficial, tiene 15 mil 105 alumnos y 815 profesores en la centena de planteles, hasta mayo.

Sin embargo, en la primera etapa del programa se integraron escuelas ya existentes como las 19 universidades financiadas desde 2015 por Morena, el partido del presidente. Nueve de ellas funcionaba sin haber obtenido el Registro de Validez Oficial de Estudios (RVOE) emitido por la SEP y que acredita la calidad del centro educativo. Además de la escuela normal Mexe, en Hidalgo, plantel que estaba inoperante desde 2003.

Y aunque en cada informe el presidente afirma que las universidades ya están funcionando, Animal Políticodocumentó que el año pasado no había planteles como tal, sino jóvenes tomando clase en casas de cultura e inmuebles prestados por los municipios como primarias o casas de cultura, sin que conocieran los programas de estudio ni tuvieran claridad sobre la validez de los estudios. Hasta el momento, en la página oficial de las universidades no se ha publicado la dirección exacta de cada escuela.

Apenas el 17 de junio pasado fue publicado el Estatuto Orgánico del organismo público descentralizado denominado Organismo Coordinador de las Universidades para el Bienestar Benito Juárez García, que ejercerá los recursos de las universidades. En febrero pasado se publicó el estatuto académico y en abril, los lineamientos de la sedes.

En este mensaje por el aniversario de la jornada electoral de 2018, el presidente aseguró que, durante su gobierno, ya no se extrae hidrocarburos de pozos mediante la técnica conocida como fracking, la cual implica la contaminación de grandes volúmenes de agua y daño ambiental progresivo en las zonas donde se aplica.

Y no es la primera vez que lo dice. También en el discurso para festejar el primer año de su triunfo electoral, el mismo 2 de julio pero del año pasado, hizo una afirmación en este mismo sentido.

Sin embargo, en ese entonces, El Sabueso publicó que, pese al dicho del presidente, en su gobierno aún se concedían permisos a Pemex para explotar pozos utilizando la técnica del fracking.

Y un año después, esa situación no ha cambiado.

La organización civil Alianza Mexicana contra Fracking publicó el 19 de mayo de este año un estudio en el que, a partir de solicitudes de información y datos oficiales, documenta que el fracking continúa vigente.

Para este 2020, señala la organización civil, se asignó un presupuesto de 10 mil 837 millones a proyectos de ‘Aceite y Gas en Lutitas’ y ‘Aceite Terciario del Golfo’, que incluyen prácticas de fracking. Y de ese dinero presupuestado, ya se erogaron 1 mil 196 millones para el primer trimestre de este año, según datos de la Cuenta Pública.

“Una muestra irrefutable de que esta actividad sigue siendo impulsada por el gobierno actual”, señaló la Alianza Mexicana contra Fracking en su estudio, que puedes checar aquí.

Según López Obrador “en todas las obras” que está realizando su gobierno “se consulta a las comunidades y se respeta el medio ambiente”. Si bien es cierto que se han realizado consultas ciudadanas, como la que se llevó a cabo en octubre de 2018 para decidir si se cancelaba o no el nuevo aeropuerto de Texcoco, o en diciembre del año pasado por las obras del Tren Maya, el presidente no mencionó que existen inconformidades por estas consultas y la oposición incluso legal de las comunidades a las obras.

Por ejemplo, activistas del Consejo Regional Indígena y Popular de Xpujil denunciaron que en la consulta del Tren Maya —que salió aprobado con un ‘sí’ por mayoría— la información que difundió el gobierno entre la ciudadanía para votar “fue incompleta, sesgada y una burla”.

“Lo que se difundió fue más bien propaganda, en la que se abordó solo los supuestos beneficios sin hablar de las afectaciones de las obras”, dijo Rodrigo Llanes, antropólogo de la UNAM, en una nota publicada por Animal Político el 17 de diciembre del año pasado.

Recientemente, el 23 de junio, una jueza concedió una suspensión para frenar las obras del Tren Maya un grupo de pobladores de comunidades mayas que están en contra de que la construcción siga a pesar de la pandemia de Covid 19. AMLO dijo en una mañanera que ve en este amparo “tintes políticos”.

Otro ejemplo: en febrero de 2019, el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua de Morelos, Puebla y Tlaxcala, desconocieron los resultados de la consulta para continuar con el proyecto de la termoeléctrica de Huexca, en Morelos. El Frente calificó la consulta como un “ejercicio amañado”.

En la propia consulta del aeropuerto —en la que ganó por mayoría Santa Lucía, la opción propuesta por el Presidente—, se documentaron anomalías como errores en el sistema y duplicidad de votos, lo cual también originó el descontento de una parte de la población.

Otra de las frases de López Obrador fue que durante dos años se ha entregado fertilizante a todos los productores de Guerrero, aunque según denuncias de pobladores no se logró cubrir al 100% de los productores durante el año pasado.

Desde julio de 2019 pequeños productores, sobre todo de la región de la Montaña de Guerrero, denunciaron que el fertilizante les había llegado tarde para usarlo en los cultivos, que había zonas donde se habían quedado hasta con 60% de faltante del insumo.

De hecho, el 24 de junio de 2019, el gobernador del estado, Héctor Astudillo, señaló que la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural había entregado a los productores de la entidad apenas 12% del fertilizante que para esas fechas se había ya repartido en 2018.

Aunque los agricultores reconocieron que casi todos eran beneficiarios de este programa federal, denunciaron que el retraso en la entrega del producto resultó en afectaciones.

En marzo de este año el gobierno federal anunció varios cambios a su programa programa de fertilizantes reconociendo que se encontraron irregularidades, entre ellas, 91 millones de pesos de “contratos en exceso” que se pagaron por la compra de fertilizantes y la pérdida de 95 mil 965 sacos de semilla, según explicó en febrero, la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval.

“En los primeros 6 meses, las remesas según datos preliminares se han incrementado en 10% con relación al mismo periodo del año pasado. Las remesas del mes mayo aumentaron en 18%. Lo cual refuerza mi pronóstico de que ya pasó lo peor de la crisis económica”, dijo el presidente.

Y aunque él insiste en presumir el aumento de remesas como muestra de la fortaleza de la economía mexicana, la realidad es que este incremento no refleja estabilidad económica del país. De acuerdo con el  Fondo Monetario Internacional (FMI), las remesas son transferencias en efectivo o especie realizadas por una persona desde otro país, que reciben individuos u hogares en su país origen.

Tal cómo explicó el economista Raymundo Tenorio a El Sabueso el 3 de julio de 2019, el  aumento en las remesas tiene como factor la estabilidad del país en donde se encuentran los migrantes mexicanos, en este caso Estados Unidos.

Aunque de acuerdo con los especialistas las remesas sí fortalecen el consumo interno en México, pues favorece que las familias que reciben estos recursos pueden gastar más en bienes y servicios; el aumento de remesas no se puede considerar una reacción positiva al esfuerzo del gobierno mexicano, por el contrario, podría interpretarse como un aumento en la necesidad de un apoyo económico que no logran obtener los mexicanos en su propio país.

Entre las obras que Andrés Manuel López Obrador presumió este 1 de julio está el Tren Urbano de Guadalajara, del que dijo que su gobierno ya había terminado.

Pero como publicó El Sabueso en abril de 2020, cuando el presidente también presumió la obra, y como confirmó este mismo miércoles, el tren sigue sin operar. El gobierno federal dijo que solo hacen falta algunos detalles, aunque ésta no se ha puesto en marcha. 

Con información de Nayeli Roldán, Manu Ureste, Arturo Ángel, Itxaro Arteta y Samedi Aguirre 

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here