AP. – El demócrata de Arizona Mark Kelly, en caso de quedar electo para ocupar un escaño en el Senado de Estados Unidos, podría asumir el cargo el 30 de noviembre, reduciendo la mayoría de los republicanos en dicha cámara y complicando el camino para la confirmación del candidato que el presidente Donald Trump nomine para la Corte Suprema.

Kelly ha mantenido una ventaja constante en las encuestas frente a la senadora republicana Martha McSally, quien ocupó el puesto luego de que John McCain falleciera en el 2018.

También puedes leer: Plan de Trump para nominación en Corte Suprema es un “crudo ejercicio de poder político”: Biden

Debido a que la disputa es una elección especial para finalizar el mandato de McCain, el ganador podría asumir el cargo tan pronto como los resultados estén oficialmente certificados; otros ganadores de los comicios de noviembre no tomarán posesión del cargo hasta enero. 

Trump aseguró que nominará a una mujer para reemplazar a la jueza Ruth Bader Ginsburg, quien falleció el viernes, y el líder de la mayoría en el Senado de Estados Unidos, el republicano Mitch McConnell, prometió que la persona que nomine el actual mandatario “recibirá una votación”.

En caso de que Kelly gane, el demócrata podría asumir el cargo en un momento crucial para determinar quién reemplazará a Ginsburg, ya que podría eliminar un voto republicano a favor del nominado de Trump. El Partido Republicano actualmente tiene 53 de los 100 escaños en la cámara, pero dos republicanos ya han dicho estar en contra de las intenciones del mandatario.

Te puede interesar: Pelosi no descarta un juicio político para detener al nominado de Trump para la Corte Suprema

Los republicanos no necesariamente requieren la victoria para definir quién ocupará la vacante en la Corte Suprema, ya que el vicepresidente Mike Pence podría romper una votación empatada. 

Kelly aseguró el sábado por la noche que el próximo presidente estadounidense y la cámara alta del Congreso deberían llenar la vacante en noviembre. El demócrata igualmente criticó a Trump y sus aliados diciendo que “Washington no debería apresurar este proceso con fines políticos”.

Las leyes de Arizona requieren que los resultados electorales estén certificados para el cuarto lunes después de la elección, por lo que este año deberán quedar listos para el 30 de noviembre. El proceso podría retrasarse un máximo de tres días si el estado no ha recibido los resultados de ninguno de los 15 condados. 

Copyright © 2020 Latinus Media Group LLC. Todos los Derechos Reservados.

Estamos utilizando cookies para brindarle la mejor experiencia en nuestro sitio web.

Puedes obtener más información sobre las cookies que estamos utilizando o desactivarlas en la configuración.

This website uses cookies so that we can provide you with the best user experience possible. Cookie information is stored in your browser and performs functions such as recognising you when you return to our website and helping our team to understand which sections of the website you find most interesting and useful.

Strictly Necessary Cookie should be enabled at all times so that we can save your preferences for cookie settings.

Si deshabilita esta cookie, no podremos guardar sus preferencias. Esto significa que cada vez que visite este sitio web deberá habilitar o deshabilitar nuevamente las cookies.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here