La ventaja de local no existe más en la NFL

Enviar pases nunca ha sido más fácil. Las defensas son superadas cada semana. Y la ventaja de local no existe más.

Tal vez sea por el hecho de que las actividades de los equipos durante el receso entre campañas se realizaron de forma virtual. O quizá por la falta de fanáticos que hostiguen a los equipos visitantes. Otra posibilidad es que hayan incidido los cambios de reglas, que siempre parecen favorecer a la ofensiva o que los entrenadores estén dispuestos a mostrarse más agresivos.

Pero el caso es que los equipos de la NFL están anotando puntos a un ritmo que ha impuesto récords en 2020.

Los equipos promedian 25,3 puntos por encuentro, cuando ha transcurrido la mitad de la campaña. Han rebasado por mucho el récord previo tras nueve semanas, de 24,8 puntos, observado en la AFL de 1961.

La marca en la historia de la NFL luego de nueve semanas fue de 24 puntos por duelo en 2018.

La gran cantidad de puntos conseguidos ha llevado a un número sin precedente de remontadas. Veintinueve equipos han ganado partidos en los que estuvieron abajo por al menos 10 puntos —uno menos que el récord hasta la semana 9, impuesto en 1987, la campaña de la huelga.

Esto ha llevado también a que 21 equipos pierdan partidos en los que anotan al menos 30 puntos. La cifra ha igualado ya la segunda mayor de la historia para una temporada completa, sólo detrás de los 27 equipos que pasaron por ese bochorno en 2018.

Los equipos están anotando en un 41,3% de sus series ofensivas, una proporción asombrosa. Hace apenas una década, la cifra era de 32%. 

El récord desde que la firma SportRadar comenzó a llevar esta estadística se observó en 2018, con 36,8%.

Buena parte del ataque se ha basado en la facilidad con la que se completan pases. El promedio de rating, de 95,1, es el más alto tras nueve semanas con 10 puntos por encima de lo observado a estas alturas de 2011.

 

¿VENTAJA DE LOCALES?

La pandemia de coronavirus ha propinado un golpe a la ventaja que significa jugar en casa, en vista de que la mayoría de los encuentros de la campaña se han realizado sin público o con un número limitado de éste.

Ello ha eliminado la necesidad de que los equipos visitantes implementen conteos silenciosos antes de las jugadas, y ha facilitado la vida de las ofensivas.

Los equipos visitantes tienen una foja de 67-65-1 en esta temporada. Es la primera vez desde 1983 (68-57-1) que han ostentado una marca positiva luego de nueve semanas.

No ha habido diferencia en los puntos en lo referente al local y al visitante. Los equipos han promediado 25,3 puntos por encuentro en cada caso.

De 2010 al 19, los equipos locales superaron a los visitantes por 2,0 puntos por partido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COVID