Insuficientes y obsoletos, radares para pronosticar el clima

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) reconoce que la red de radares que tiene para medir las condiciones meteorológicas que predicen con mayor exactitud “el momento en que va a golpear el brazo de un huracán a la población o cuándo empezará una lluvia severa”, presenta atraso tecnológico o ha rebasado su vida útil promedio.

Expone que con medidas de mantenimiento y optimización puede incrementar su operatividad de 35% a 70%.

En algunos lugares del país, sobre todo en las zonas metropolitanas de las principales ciudades del país, entre otras regiones, las condiciones meteorológicas “no se miden de manera adecuada, porque no se cuenta con los radares meteorológicos suficientes y necesarios, lo cual impide un análisis detallado de tormentas severas por la falta de potencia en el sistema de transmisión de los radares actuales por vida útil agotada con los consecuentes costos económicos por afectaciones de la población y la infraestructura pública”, agrega.

El análisis se desprende del proyecto Adquisición y Puesta en Operación de 1 Radar Meteorológico Móvil, Banda X, Doble Polaridad Doppler, diseñado por la Coordinación General del Servicio Meteorológico Nacional de la Semarnat, con fecha del 13 de agosto de 2020.

En el informe, Conagua sostiene que en donde no se dispone del servicio del radar hay “desconocimiento de la atmósfera baja, aumentando el riesgo de siniestros en varias zonas; déficit de información e imágenes que son fundamentales para la predicción del clima a corto, mediano y largo plazos”.

La falta de alertas oportunas, agrega, genera mayores pérdidas o situaciones que pudieran disminuirse en caso de contar con información oportuna para la población sobre la localización de lluvias severas con potencial de inundaciones y encharcamientos en ciudades.

Advierte que existe “una grave problemática” en diversas zonas del país al no contar con la información relevante para conocer fenómenos meteorológicos que se desarrollan, por lo cual resulta prioritario incrementar la cobertura con la instalación de un nuevo radar con el objetivo de continuar con la planeación”.

Fuera del presupuesto

 Sin embargo, el proyecto que demandaba una inversión de 25 millones de pesos en 2021 y otros 25 millones para 2022, no fue incluido en los proyectos y programas de inversión de Semarnat en el Paquete Económico del próximo año.

El Radar Banda X, móvil que se pretendía adquirir en 2021, se utilizaría dependiendo de la temporada meteorológica y las necesidades meso y microrregionales, en inmediaciones de las zonas metropolitanas de las principales ciudades del país.

También se iba a usar en zonas que no cuentan con cobertura por los radares meteorológicos fijos instalados por la complicada orografía, toda vez que serviría como complemento indispensable para la correcta y continua vigilancia meteorológica con el fin de salvaguardar a la población nacional.

Disponer de esta tecnología permitirá eliminar “zonas ciegas de los radares y realizar barridos volumétricos de la atmósfera baja con registro de datos cada 10 minutos, de manera que reportara seis registros meteorológicos cada hora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COVID