22.2 C
Xalapa
jueves, octubre 22, 2020
Home Formato 7 Salud debe pagar compensación por desabasto de medicamentos contra cáncer: CEDH

Salud debe pagar compensación por desabasto de medicamentos contra cáncer: CEDH

0
3

La Secretaría de Salud deberá pagar una compensación a familiares y pacientes con cáncer que sufrieron el desabasto de medicamentos en el Centro Estatal de Cancerología “Doctor Miguel Dorantes Mesa” así como el Hospital de Alta Especialidad de Veracruz.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) emitió la recomendación 111/2020 en la que da cuenta que el desabasto de médica nos oncológicos de diciembre de 2018 a mayo de 2019 y enero de 2020, puso en riesgo la vida de adultos y menores de edad con estas afecciones y por tanto determinó que la Secretaría de Salud incurrió en violaciones a los derechos a la salud, a la vida e interés superior de la niñez.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

“Sesver faltó al deber de garantía y permitió que éstos continuaran en esas condiciones; incluso llegó a propiciar que el riesgo se viera materializado en agravio de su derecho a la vida (…) Es claro que las autoridades de SESVER conocían del riesgo directo a la salud y vida de los pacientes si no les eran suministrados los tratamientos médicos prescritos y aun así, toleraron el desabasto presentado en el CECAN y HAEV desde el año 2018 al mes de enero del año en curso. Además, omitieron precisar cuáles medicamentos podían ser sustituidos por otros e informarlo con prontitud a los pacientes y sus familiares para evitar confusiones”, señala la recomendación.

Como resultado los Servicios de Salud de Veracruz deben pagar una compensación por el daño emergente producido por la compra de medicamentos no proporcionados, así como por los gastos infructuosos de transporte para una paciente que debía viajar de Acayucan a Xalapa para su tratamiento, a pesar de que no lo recibía por el desabasto de insumos.

La Secretaría además deberá otorgar a las víctimas los servicios de salud que requieran, tanto para el tratamiento inmediato, efectivo y especializado del cáncer como para el manejo psíquico y emocional de los familiares de los pacientes por las implicaciones y consecuencias de las violaciones a derechos humanos.

Adicionalmente debe iniciar una investigación interna, “diligente, imparcial y exhaustiva” para individualizar la responsabilidad administrativa de los servidores públicos involucrados en las violaciones de derechos humanos.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Y crear o reforzar los mecanismos administrativos ya existentes para la atención adecuada, oportuna, integral y eficaz de las personas que padecen cáncer, especialmente, por cuanto hace al suministro total de medicamentos para el tratamiento de dicha enfermedad y la previsión de causas que puedan implicar una demanda excesiva de éstos, su desabasto o abasto insuficiente.

Para todo lo anterior Sesver dispone de 15 días hábiles después de su notificación para manifestar si acepta o no la recomendación; si la acepta tendrá otros 15 día para presentar pruebas de su cumplimiento.

De no recibirse respuesta la Comisión Estatal estará en posibilidades de solicitar su comparecencia ante el Congreso del Estado de Veracruz, a efecto de que explique el motivo de la negativa.

  • Menores no eran atendidos de manera Correcta

Entre las quejas que analizó la Comisión Estatal de Derechos Humanos está la de un menor de edad que en mayo de 2018, ingresó al Hospital de Alta Especialidad de Veracruz, en donde le fue diagnosticado de LLA (Leucemia Linfoblástica Aguda) y se inició el tratamiento contra el cáncer.

El tratamiento consistía en la aplicación durante una semana de los medicamentos Etopósido, Citarabina y Ondansetrón, la siguiente semana Vincristina y Prednisona y la tercera semana Etopósido, Ciclofosfamida y Ondansetrón.

Sin embargo, sus familiares señalaron que durante ese periodo la Ciclofosfamida y Vincristina faltaba en hospitales, por lo debían conseguirlos; incluso, reportaron problemas con la campana de flujo laminado tipo 3 citotóxica.

“Este mal funcionamiento de la campana ha ocasionado una serie de contaminación de los químicos que se utilizan para las quimioterapias, ya que se esparcen y son inhaladas por los familiares y enfermeras”, narró su madre.

Durante la primera semana de octubre de 2019 le tenían que aplicar al menor de edad los medicamentos Vincristina y Prednisona pero ante el desabasto fue imposible.

“Los problemas se le hicieron de conocimiento al Director General del Hospital, quien nos prometió solucionar los problemas, pero que a la fecha no ha hecho nada”, señaló.

Otro es el caso de un menor de edad que ha visto el desabasto de medicamentos, lo cual ha repercutido en la economía familiar, pues tienen que buscar la manera de solventar el pago de los medicamentos que no se entregan en el sector salud.

“Esta situación no ha repercutido en la salud de su hijo porque ante la falta de suministro de medicamentos por parte del Hospital, he hecho todo lo posible por conseguir las medicinas y comprarlas, pero en lo económico sí me encuentro muy afectada en virtud de que la medicina es cara, va de mil a mil quinientos pesos por aplicación”, señaló su madre.

Como él, un menor de 8 años recientemente diagnosticado con cáncer también enfrentó el desabasto, por lo cual sus familiares decidieron unirse al grupo de familiares de niños con cáncer que han realizado manifestaciones para exigir el abasto suficiente.

  • Adultos sufrían por desabasto

A este caso se suma el de una mujer a quien le fue diagnosticado cáncer de mama desde hace más de un año, por lo cual es atendida en el CECAN, y que a partir del enero de 2020 hubo desabasto y ya no fue posible atenderla ante la falta del medicamento Trastuzumab.

Esto a pesar de que tenía que viajar cada 21 días para su atención médica desde Acayucan, para lo cual requiere le pago de mil 200 pesos en cada viaje, y que tuvo que hacer varios esperando que fuera atendida, pero no ocurrió.

“Me están poniendo un repuesto cada 21 días, yo vengo desde Acayucan para que me apliquen ese medicamento, de pasaje son casi 600 pesos de venida y otros 600 de ida, ahora estoy viniendo sola porque no me alcanza para que alguien me acompañe; pero llego y cuando acudo a la farmacia me dicen que no, que a ver si para la otra semana, y vine la semana pasada nada más de balde porque no hay; vine ayer y me vuelven a decir lo mismo, primero que viniera hoy y no hay tampoco, que hasta la otra semana. La aplicación me toca mañana; es una medicina para que no regrese el cáncer pero con este desabasto, cuándo va a funcionar”, narró a la Comisión.

Otro caso es el de un un hombre que a los 49 años que padeció cáncer de colón con extensión local a páncreas, estómago y mesenterio desde agosto de 2018.

“Frente al desabasto de medicamentos hice lo necesario para conseguir el tratamiento, comprando las medicinas en otras farmacias, solicitando ayuda, préstamos, vendiendo todo”.

El residente de Xalapa indicó que incluso su hogar era usado para dar asilo a los que venían de lejos y no tenían dónde pasar la noche.

“Actualmente, no me encuentro en la mejor situación económica, endeudado y con los residuos de mis deudas afectando mis días. Me ha sido imposible pagar mi predial, incluso durante mucho tiempo no conté con servicio de luz, puesto que nos fue imposible pagar el servicio. Para superar la situación hice colectas, rifas, y todo lo que estuvo en mis manos con la única intención de procurar mi salud, y sobre todo mi vida, pues desde que supe de la enfermedad me hice el propósito de ser fuerte y salir adelante”.

Señala que ahora es voz de aquellos tantos que ya no están, de quienes murieron en el camino, de los que la falta de medicamentos pudo ser la causa de su partida.

“Hablo con dolor de ellos, pues nos habíamos convertido en una hermandad, un grupo unido que ante la carencia de medicamentos y la crítica situación financiera no encontró otra manera de pedir ayuda más que ir a plantar cara en Plaza Lerdo y manifestarse, pues conseguir las medicinas es lo único que nos separaba de la muerte y aunque el grupo consiguió el apoyo; lamentablemente fue disminuyendo”.

  • Salud sabía del riesgo de salud y no hizo nada

La Comisión determinó que en el CECAN se presentó un abasto insuficiente de medicamentos para el tratamiento contra el cáncer, entre los que destacan Trastuzumab, Ciclofosfamida, Abiraterona, Aprepitant, Bevacizumab, Dactinomicina, Metotrexato, Ondansetrón, Panitumumab, Pazopanib, Sunitinib, Obinutuzumab, Pertuzumab, Capecitabina, Rituximab, Vincristina y Prednisona, entre otros. Este desabasto se registró desde el mes de diciembre de 2018 a mayo de 2019, y luego nuevamente en enero de este año.

Cabe destacar que los Servicios de Salud informaron que el CECAN atiende en promedio al 70 por ciento de la población veracruzana con problemas oncológicos (2 mil 255 pacientes al mes), mientras que el HAEV concentra en su División Pediátrica a la parte de población en etapa infantil con esta enfermedad.

“En el presente caso se encuentra acreditado un deficiente abasto de medicamentos y suministro de quimioterapias a pacientes con cáncer en las dos instituciones médicas referidas, así como falta de disponibilidad del equipo adecuado para ello”.

Hay que recordar que las familias de pacientes con cáncer e incluso algunos pacientes se manifestaron tanto en el Puerto de Veracruz como en Xalapa ante el desabasto de medicamentos.

“El desabasto venía ocurriendo desde dos meses atrás; es decir, desde diciembre de 2018. Se expuso que tal situación afectaba a unos 30 pacientes aproximadamente, viéndose mayormente vulnerables quienes viajan desde otros municipios del estado para recibir sus tratamientos”.

Señala que el titular de la Secretaría de Salud de Veracruz aceptó –libre y espontáneamente– ante un medio de comunicación, que el desabasto de medicamentos oncológicos era del cuarenta por ciento.

Por su parte, la Dirección del CECAN informó que la clave Bevacizumab se encontraba con un abasto irregular y que durante los meses de enero a mayo de 2019, la Dirección de Atención Médica de SESVER no surtió oportunamente diversos medicamentos oncológicos a pesar de haberle informado los resultados del Proceso de Análisis y Evaluación sobre las necesidades por parte de la Farmacia, el cual fue realizado en los meses de octubre y noviembre del año 2018.

“El 30 de abril de dos mil 2019, la Junta de Gobierno del CECAN trató el tema de la falta de medicamentos. Como resultado, se acordó enviar el oficio a la Dirección de Atención Médica para que atendiera el problema de desabasto de los medicamentos oncológicos (entre éstos, Bevacizumab, Obinutuzumab, Trastuzumab, Rituximab, Pertuzumab y Capecitabina) que, para ese momento, era del 79 por ciento”.

En este documento se resaltó que los pacientes se encuentran dentro de la población mayormente vulnerable social y económicamente y que utilizan tratamientos complejos. Por ello, advirtió que su no administración en tiempo y forma, anularía las posibilidades de sobrevida y les generaría un escenario de alto riesgo.

Respecto al abasto deficiente desde el mes de diciembre de 2018, refirió que hubo falta de suministro por parte del Almacén.

Durante los meses de enero a mayo de 2019, la Farmacia del CECAN informó a la Dirección del Hospital el constante y amplio desabasto de claves oncológicas consideradas como prioritarias, entre éstas, Trastuzumab, Ciclofosfamida, Abiraterona, Aprepitant, Bevacizumab, Dactinomicina, Metotrexato, Ondansetrón, Panitumumab, Pazopanib, Sunitinib, Obinutuzumab, Pertuzumab, Capecitabina, Rituximab, Vincristina y Prednisona.

Por su parte, la Directora del CECAN hizo llegar tal información a la Dirección de Atención Médica y a la Dirección Administrativa de SESVER a efecto de que se autorizara la compra de éstos, así como al Titular de la Secretaría, al considerar que el problema ameritaba su atención.

En respuesta a ello, la Dirección de Atención Médica en coordinación con la Dirección Administrativa, autorizó al CECAN la compra de los medicamentos oncológicos para los meses de febrero a mayo de dos mil diecinueve, entre los que destaca la clave denominada Bevacizumab.

“De lo anterior se advierte que la Dirección de Atención Médica no realizó acciones para atender la solicitud de autorización de compra de medicamentos realizada por el CECAN el 2 de enero de 2019. Por lo tanto, en ese mes la Farmacia del Hospital no contó con el abasto requerido”.

Por otra parte, a pesar de que se autorizó al CECAN que realizara las compras del medicamento para los meses de febrero a mayo del mismo año, en la lista de facturas recibidas no se encuentran las claves Ciclofosfamida y Aprepitant en febrero y marzo; Abiraterona en febrero y abril; Pertuzumab en febrero, abril y mayo; Trastuzumab en marzo, abril y mayo; Bevacizumab y Prednisona en abril y mayo; Metotrexato y Ondansetrón en mayo; Vincristina en febrero, marzo y mayo; y en ningún mes Dactinomicina, Panitumumab, Pazopanib, Sunitinib, Obinutuzumab, Rituximab y Capecitabina.

“En estas condiciones, el abasto de su farmacia osciló entre el 15% y 45% de su capacidad total. Esto significa que durante todo ese tiempo su desabasto fue de más del 50%; lo que sin duda impactó negativamente en la atención y suministro de tratamientos médicos”.

Es importante destacar que el titular de la Secretaría de Salud de Veracruz no emitió algún pronunciamiento al respecto, a pesar de que el 29 de abril de 2019, la Directora del CECAN solicitó directamente su apoyo haciéndole saber que hasta ese momento, el medicamento de la farmacia del Hospital no había superado el 30 por ciento del abasto total.

“A seis meses de haberse presentado esta problemática, la Directora y el Subdirector de Control y Gestión de Recursos del CECAN informaron que aún no se regulaba el abasto de medicamentos oncológicos”.

Es evidente que el abasto insuficiente de medicamentos en el CECAN fue mayormente notable a partir del mes de diciembre de 2018 y hasta el mes de mayo de 2019, y nuevamente en el mes de enero de 2020

  • Hospital de Alta Especialidad de Veracruz, omiso

En el caso del servicio de oncología de la División Pediátrica del Hospital de Alta Especialidad de Veracruz hubo un abasto insuficiente de medicamentos como Vincristina y Ciclofosfamida, entre otros, prescritos a pacientes menores de edad con cáncer, desde mayo de 2018 hasta el mes de octubre de 2019.

El HAEV precisó que hasta el año 2019 brindó tratamiento oncológico a un total de 39 personas. No obstante, reconoció que en el transcurso de 2019 se presentó un desabasto en las claves oncológicas Vincristina y Ciclofosfamida, pero negó haber sufrido un desabasto total de medicamentos.

“Si bien comprobó la compra o existencia de aquellos que se utilizan para los tratamientos oncológicos, esto no significa que hayan llegado a los pacientes o que hayan sido suficientes para la atención de todos”.

La autoridad explicó que cuando se da la escasez de algún medicamento, se procede a la sustitución de éste por otro que sea susceptible de ello. Sin embargo, no detalló lo que ocurre en los casos en que la medicina no puede ser intercambiada y por tanto, acarrear serios problemas en la salud de los pacientes.

“En este tenor, es posible concluir que los menores de edad con cáncer atendidos en las División de Pediatría del HAEV, entre ellos, NNA1, NNA2, NNA3, NNA4, NNA5, NNA6, NNA7 y NNA8 han padecido desde el 2018 y hasta el mes de octubre de dos mil 2019, la insuficiencia de medicamentos esenciales para el suministro de sus quimioterapias. Esto ha ocasionado que ante la falta de medicinas, los padres, tutores o representantes legales de los NNA hayan invertido sus propios recursos a fin de garantizar sus tratamientos”.

Durante octubre de 2019, el área de oncología pediátrica del HAEV no contó con una campana de flujo laminar para la preparación de los tratamientos de quimioterapia.

Si bien, la autoridad se apoyó en otra clínica para la preparación de los medicamentos oncológicos; en la lista de bienes muebles reportados con problemas por el HAEV, desde el 15 de febrero de 2019 (según el sello de recepción en la Subdirección de Recursos Materiales y en la Oficina de Inventarios de SESVER) se indicó que dicha campana no funcionaba correctamente. Pese a esto, ésta fue cambiada hasta el 31 octubre de 2019 (ocho meses después), lo cual resulta de suma gravedad tratándose de un equipo fundamental para proteger al personal de salud, pacientes y familiares de cualquier sustancia que pueda resultar dañina.

“Es posible afirmar que la autoridad tampoco observó el factor de disponibilidad de las herramientas necesarias para garantizar el derecho a la salud, en este caso, de los menores de edad pacientes del servicio de oncología de la División de Pediatría del HAEV”.

Señala que una deficiente protección del derecho a la salud acarrea un riesgo para la vida de las personas que recurren a la seguridad social del Estado.

“El derecho a la vida no puede concebirse restrictivamente, referido sólo a la prohibición de la privación arbitraria de la vida. Definitivamente, las necesidades de protección de este derecho requieren una interpretación amplia por parte de los órganos protectores, de modo que comprenda no sólo la obligación de respeto, sino las de garantía”.

Por ello, la Comisión Estatal de Derechos Humanos señala que al conocer SESVER la situación de riesgo de cada uno de los pacientes diagnosticados con cáncer y no brindarles el suministro puntual de sus medicamentos, “faltó al deber de garantía y permitió que éstos continuaran en esas condiciones; incluso llegó a propiciar que el riesgo se viera materializado en agravio de su derecho a la vida”.

El 28 de abril de 2019, la Gestora del Seguro Popular avisó al Coordinador de Gestores que la falta de medicamentos para el tratamiento del cáncer podía generar diferentes tipos de recurrencia secundaria por su suspensión abrupta, como la disminución de sobrevida a los cinco años, metástasis secundaria y, en pacientes pediátricos, recaídas y otras complicaciones en su salud.

“Las irregularidades en el suministro de medicamentos, impactó en la salud de los pacientes y sus consecuencias pusieron en riesgo su derecho a la vida en su vertiente positiva. Además, dicha situación también provocó daños en la economía de los pacientes y sus familias”.

En conclusión, la Secretaría de Salud y la Dirección General de los Servicios de Salud de Veracruz violó el derecho a la protección de la salud de pacientes oncológicos del CECAN y HAEV, en relación con el derecho a la vida. Esto, además, vulneró el interés superior de la niñez en agravio de los pacientes con cáncer de la División de Pediatría del HAEV, entre estos, NNA1, NNA2, NNA3, NNA4, NNA5, NNA6, NNA7 y NNA8.

“No debería ser necesario que las personas enfermas de cáncer tengan que realizar manifestaciones públicas o activar mecanismos de tutela para esos derechos. En realidad, esto solo da cuenta de que el Estado ha incumplido su deber de garantía frente a ellos y ellas; es decir, todas las personas cuya esperanza de vida depende del cumplimiento de la obligación del Estado de asegurar que puedan acceder a un tratamiento contra la enfermedad que combaten, y que –día a día– amenaza sus vidas y la tranquilidad de sus seres queridos”.

Y agrega que el hecho de que el Estado omitiera proporcionar los tratamientos necesarios para garantizar la salud de las víctimas en este caso –personas mayores y menores de edad enfermas de cáncer– “resulta constitucional y convencionalmente inadmisible”.

AVC

Conéctate con Formato Siete:

No vamos a detenernos para contar con finanzas más fuertes: Lima Franco

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

A %d blogueros les gusta esto: