En duelo divisional

Seattle, E.U.

Hubo poco tiempo para que Kyler Murray y DeAndre Hopkins disfrutaran la celebración tras uno de los mejores desenlaces de un partido en la historia de los Cardenales de Arizona.

Hay mucho en juego este jueves en la noche, cuando los Cardenales viajen a Seattle.

“Ir a Seattle siempre nos pone en un buen ambiente, no lo puedes negar. Pero estaremos jugando por algo más que los aficionados o el momento. Tenemos una gran oportunidad” dijo Haason Reddick de Arizona.

El enfrentamiento es relevante para ambos conjuntos, en lo que se ha convertido en una batalla de tres equipos en la división. Seattle y Arizona están empatados con los Carneros de Los Ángeles en la cima del Oeste.

Para Arizona, un triunfo abriría la oportunidad de barrer a los Halcones Marinos por primera vez desde el 2009 y de tener un juego de ventaja sobre Seattle.

A Seattle, una victoria le resolvería las preocupaciones tras un ma trecho y evitaría la primera racha de tres derrotas consecutivas del equipo desde el 2011, además de que sería un impulso antes de una serie de cuatro duelos ante equipos que tienen una foja combinada de 8-28-1.

“Tendremos que trabajar para recuperarnos”, admitió el coach de los Halcones Marinos Pete Carroll. “Sé que todos estamos empatados en este momento y eso fija el punto de que cada partido es como una final”.

BIENVENIDO DE VUELTA

La ofensiva de Seattle debería mejorar con el regreso del corredor Carlos Hyde. Tanto Hyde (tendón), como Chris Carson (pie), se lesionaron en el partido de la semana 7 ante Arizona y el ataque de Seattle ha lucido desequilibrado desde entonces. Carson está cuestionable.

INCURSIÓN POR TIERRA

La celebrada ofensiva denominada Air Raid del coach de Arizona Kliff Kingsbury se ha convertido en una incursión por tierra esta temporada.

Los Cardenales promedian 169 yardas por tierra, para liderar a la NBA.

“Esta ofensiva está en su mejor momento con el balón por tierra”, dijo Murray. “Cuando puedes acarrear el balón simplemente abres todas las posibilidades”.

PREOCUPACIÓN EN LA SECUNDARIA

Seattle acogió el regreso a la alineación de Jamal Adams, sólo para verlo sufrir una lesión en el hombro que lo dejó jugando con un solo brazo. Se espera que Adams juegue, pero los Seahawks seguirán sin los cornerbacks Shaquill Griffin y Quinton Dunbar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COVID