Xalapa, Ver.- Desde Coatzacoalcos, trascienden numerosas quejas contra el túnel sumergido que opera en esa ciudad el magnate Carlos Slim, pues ofrecen el servicio de pase rápido con tarjetas prepagadas, sin embargo, las casetas especiales para esta modalidad, tienen muchos meses fuera de servicio.

Esto ocasiona molestias y largas filas por parte de los usuarios que presuntamente pagan estas tarjetas para hacer el cruce más rápido y sin perder tanto tiempo en las filas, que se llevan hasta varios minutos en ser desahogadas.

Los encargados del túnel han sido incapaces de resolver esta problématica, y no ayudan en nada cuando los usuarios se quejan por que a pesar de comprar las tarjetas prepagadas para el cruce, deben pasar por las convencionales.

Son al menos seis meses el tiempo que llevan paradas estas casetas, lo que constantemente genera quejas contra la empresa propiedad de Carlos Slim, que se quedó con la concesión para operar el paso y que cada año le suben hasta dos pesos a la tarifa normal.

Además, cajeros de ese túnel se quejan de la mala organización laboral que hay entre los jefes, pues con la pandemia, han creado una serie de esquemas laborales en donde prácticamente se cae en la explotación y el abuso de los empleados.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here