Por José Rojas/Atoyac, Ver.-/ La mañana de este domingo encontraron los cuerpos sin vida de la curandera Carmela “N” de 60 años y del campesino Jesús “N” de 55 años, acribillados a balazos durante la madrugada dentro de su casa en el Rancho Guadalupe de este municipio.

Los vecinos del lugar escucharon varias detonaciones de armas de fuego por la noche, pero no salieron de sus hogares para no exponerse, y fue hasta que amaneció que fueron al domicilio de la pareja, que se ubica cerca del tramo carretero Potrero Viejo-Manzanillo.

Entonces descubrieron la escena del crimen, los dos adultos estaban tirados en el suelo, no contaba con signos vitales, y presentaban impactos de bala, así que en seguida llamaron al número de emergencias911 para avisar de lo sucedido.

Se presentaron unidades de la Policía Municipal, Estatal y Fuerza Civil para recabar la información, procedieron al acordonamiento con cintas amarillas, con la finalidad de resguardar todos los posibles indicios dejados por los asesinos.

Peritos criminalistas arribaron junto con agentes de la Policía Ministerial que comenzaron las indagaciones, realizaron la inspección de campo y ordenaron el levantamiento de los cadáveres en presencia del personal de la Fiscalía  Región Zona Centro Córdoba.

Se desconoce el motivo del doble homicidio, sus conocidos y vecinos dijeron que desconocían si tenían problemas con alguien, pero los violentos hechos alarmaron y consternaron a los habitantes de la región, más porque los responsables continúan prófugos.

Los cuerpos fueron trasladados al Servicio Médico Forense para la necropsia de ley, y posteriormente serán entregados a sus familiares, una vez que lleven a cabo la identificación oficial para los fines funerarios.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here