Atraviesa Cuba tormenta Eta

LA HABANA.

La tormenta tropical Eta penetró en territorio cubano la madrugada del domingo avanzando lentamente y provocando crecidas de ríos, inundaciones de zonas costeras al tiempo que se realizaban evacuaciones de familias.

No se produjeron víctimas en Cuba, pero el meteoro ya dejó decenas de muertos en Centroamérica y la frontera sur de México por donde pasó en los días previos. En Guatemala se busca sobrevivientes.

Las autoridades cubanas informaron que 25 mil personas habían sido evacuadas preventivamente en la provincia de Villa Clara y un número aún no identificado dejaban sus hogares en áreas bajas en Sancti Spíritus y Ciego de Ávila.

El Instituto de Meteorología de Cuba determinó que Eta penetró sobre las 4:30 am locales por la costa sur en los límites de Sancti Spíritus y Ciego de Ávila con vientos sostenidos de 100 kilómetros por hora y rachas superiores. Mantendrá un rumbo norte-nordeste con disminución en su velocidad de traslación. 

Se registraron crecidas en el Río Chambas en Ciego de Ávila y hasta en el río Vicana, en la provincia de Granma. La población local reportó fuertes aguaceros y en zonas costeras olas de hasta cuatro metros.

Pero a medida que pasaron las horas comenzó a preocupar la situación en La Habana, pues a partir de la salida al mar de Eta con rumbo a La Florida se esperan inundaciones costeras en el Malecón de la capital con zonas especialmente bajas.

Mientras tanto, rescatistas en Guatemala seguían buscando a personas que se creía fueron sepultadas por un enorme alud de tierra provocado por la lluvia. Las autoridades confirmaron hasta ahora 27 muertos y al menos 108 desaparecidos en Guatemala, muchos de ellos en el deslave en San Cristóbal Verapaz.

Según las autoridades guatemaltecas, unas 60 mil personas han sido evacuadas de zonas de riesgo y 240 mil se han visto afectadas por deslaves e inundaciones a consecuencia de los rezagos de la tormenta.

El Papa Francisco habló este domingo sobre la población de Centroamérica, golpeada “por un violento huracán, que ha causado muchas víctimas y enormes daños, agravado también por la ya difícil situación debido a la pandemia”. En declaraciones a los fieles reunidos en la Plaza de San Pedro, Francisco rezó para que “el Señor reciba a los difuntos, consuele a sus familias y sostenga a todos los que han sido sometidos a prueba, así como a todos los que están haciendo todo lo posible para ayudarlos”.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos emitió alertas por tormenta tropical para el sur de Florida y los Cayos, así como varias advertencias para el centro de Cuba. Partes del sur de Florida y de los Cayos estaban bajo alerta de huracán.

El meteoro se encontraba el domingo en la mañana a 95 kilómetros (60 millas) al suroeste de Canagua, Cuba, y se movía hacia el nordeste a 19 km/h (12 mph) con vientos de 95 km/h (60 mph). Se prevé que la tormenta llegará a los Cayos y el sur de Florida el domingo por la noche o el lunes.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, declaró el sábado el estado de emergencia en ocho condados en el extremo del estado ante el avance de Eta y pidió a los residentes que se aprovisionaran. El sur de Florida empezó a vaciar puertos, y se abrieron unos pocos refugios en Miami y los Cayos de Florida para personas que vivían en casas rodantes o zonas bajas.

El condado de Miami-Dade declaró el estado de emergencia el viernes por la noche y señaló que habría una advertencia por inundaciones activa hasta el martes por la noche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COVID