¡A vengar la afrenta!

Ciudad de México

Los campeones Jefes buscarán este domingo cobrárselas a los Raiders que en la Semana 5 los vencieron cortando una cadena de 13 triunfos que se remontaba a la temporada anterior.

Enfrentar a Mahomes y a la segunda ofensiva más productiva de la NFL es una tarea lo suficientemente complicada en igualdad de condiciones. El desafío para los Raiders cobró nuevas dimensiones el miércoles cuando el equipo ingresó a siete miembros de su equipo titular a la lista de COVID-19.

El entrenador en jefe de los Raiders (6-3) Jon Gruden anunció que “prácticamente toda la defensiva titular” del equipo estaba en la lista de COVID-19 debido al protocolo de rastreo de contactos. Esos jugadores podrían actuar el domingo siempre que continúen arrojando negativo en las pruebas diagnósticas, pero no podrán presentarse en las instalaciones al menos hasta el viernes.

No son buenas noticias cuando enfrente está un pasador del calibre de Mahomes y un ataque que promedia 31,7 puntos por encuentro, una ofensiva de Kansas City (8-1) plagada de talento que ha anotado al menos 32 puntos en siete juegos esta campaña, incluyendo la derrota de 40-32 ante Las Vegas el pasado 11 de octubre.

Con tantas — posibles — bajas en la defensiva, Gruden tendrá que depender en mayor medida del quarterback Derek Carr y un ataque que impuso su mayor cantidad de puntos (40) y yardas (490) en la temporada en su visita a Kansas City. La ofensiva de los Raiders, sin embargo, no es ajena al cargar con el peso del equipo al superar los 30 puntos en cinco ocasiones este año, siempre en victorias.

Hacerlo por segunda ocasión en una sola temporada ante Kansas City podría resultar un poco más complicado. Después de todo, los Chiefs únicamente han permitido más de 20 puntos en sólo dos juegos este año, la derrota ante los Raiders y en la victoria de la semana anterior ante Carolina.

Una victoria de los Chiefs los afianzaría en la cima divisional y los pondría en un firme camino hacia su cuarto título divisional consecutivo. Un nuevo revés sacudiría por completo el panorama rumbo a la postemporada en la ajustada AFC.

No se puede descartar ninguna opción. Por un lado, los Chiefs han demostrado su contundencia con siete de sus victorias por un margen de al menos nueve puntos. Por el otro, los Raiders son el mejor equipo en tercer down en toda la NFL y con la presencia del running back de segundo año Josh Jacobs tienen la fórmula perfecta para hilvanar ofensivas prolongadas que limiten el margen de maniobra de Mahomes.

PACKERS (7-2) en INDIANÁPOLIS (6-3)

Aaron Rodgers y los Packers retomaron esta temporada justo donde dejaron la anterior, cuando alcanzaron la final de la Conferencia Nacional. De la mano de su estelar quarterback, Green Bay se ubica actualmente como el primer equipo en la siembra rumbo a los playoffs por la NFC.

La visita del domingo a Indianápolis (6-3) podría ratificar a los Packers (7-2) como favoritos o enviarlos por un tobogán en el intrincado panorama de postemporada en la NFC. Ante la mejor defensiva en yardas de la liga, Green Bay va a necesitar de la mejor versión de Rodgers.

Rodgers, actual líder de rating de la NFL (116,4), encabeza al sexto mejor ataque de la liga y viene de tres victorias en sus últimos cuatro encuentros. A pesar de que Green Bay se ubica actualmente en la cima de la NFC, cabe mencionar que seis de sus triunfos esta temporada han sido ante equipos que tienen récord perdedor.

Los Colts, por su parte, vienen de una semana larga de descanso luego de derrotar el pasado jueves 34-17 a los Titans para afianzarse en la cima del Sur de la AFC y desplegar en horario estelar a la mejor defensiva de toda la liga.

Indianápolis, que también tiene una sola victoria ante equipos que actualmente tienen marca ganadora, encabeza a la NFL en yardas permitidas e intercepciones y es cuarta de la liga con apenas 19,6 puntos admitidos por encuentro.

TITANS (6-3) en BALTIMORE (6-3)

En enero pasado, los Titans sorprendieron a los Ravens y al resto del mundo de la NFL cuando viajaron a Baltimore y eliminaron a Lamar Jackson y compañía en la ronda divisional de los playoffs de la Conferencia Americana.

El duelo entre dos de las tres mejores ofensivas terrestres de la NFL podría ser igualmente importante para ambas escuadras considerando el apretado panorama de postemporada en la AFC y el estado actual de dos equipos que iniciaron la campaña como amplios favoritos en sus respectivas divisiones y que no han cumplido con las expectativas.

Los Titans vienen de tres derrotas en sus últimos cuatro juegos, mientras que los Ravens solo tienen una victoria en sus últimos tres cotejos. Incluso con más de un cuarto del calendario regular por delante, es evidente la importancia de este enfrentamiento, en especial por el momento que atraviesan ambos equipos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COVID