El pintor papanteco se ha encargado de dar vida y color a distintos puntos de la ciudad, desde fachadas, muros y hasta restaurantes; donde se pueden admirar sus obras de arte que siempre tienen un mensaje que enaltece a la cultura totonaca, sus costumbres, tradiciones y el gran amor por la vainilla originaria de esta región.

Al llegar a Papantla, uno puede darse cuenta del gran colorido que adorna cada rincón de la ciudad. Es imposible no pararse a admirar el gran trabajo de este pintor y por supuesto tomar increíbles fotografías.

Entre los murales de Papantla más emblemáticos se encuentran el dedicado a la “Abuela Totonaca” y el “Vuelo” que muestra el rostro de un volador de Papantla con la pirámide  de los nichos del Tajín al fondo.

Si quieren conocer más del trabajo de Pepe Martínez pueden seguirlo en sus redes sociales: