CIUDAD DE MÉXICO (apro). La directora de la Clínica de Especialidad Condesa, Andrea González, hizo un llamado a la dirigencia de la Sección 18 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud a dialogar y conciliar diferencias a fin de terminar cuanto antes con el paro en dicho centro que, dijo, afecta a unas mil 500 personas que viven con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

Luego de ofrecer disculpas a los usuarios por la interrupción del servicio por presunto maltrato laboral, la directora dijo que los que obstruyen las labores de la clínica son un pequeño grupo de trabajadores sindicalizados, a quienes invitó a conciliar diferencias, por el bien de los usuarios que ahí se atienden, entre los que se encuentran 15 organizaciones civiles.

window._taboola = window._taboola || ;
_taboola.push({
mode: ‘thumbnails-b’,
container: ‘taboola-mid-article-thumbnails’,
placement: ‘Mid Article Thumbnails’,
target_type: ‘mix’
});

“Muchos llegan en condición de anonimato porque carecen de papeles de identificación; en otros casos son menores de edad y también mujeres violentadas, con todo tipo de carencias”, refirió.

Y destacó que el trabajo que realizan es altamente delicado y se requiere de una gran sensibilidad para evitar que las personas que acuden a los servicios sean inhibidas.

googletag.display(‘div-gpt-ad-1431643190681-0’);

Por esa razón, recordó que “desde hace unos años se retiraron a los policías que vigilaban la entrada: así se elimina cualquier obstáculo a su paso. Es por ello que las manifestaciones que realizan unos pocos trabajadores de base se interponen al libre paso de los pacientes”.

Andrea González cuenta con el respaldo de médicos, psicólogos y otros profesionales de la salud que manifestaron su inconformidad por la obstrucción del servicio de la clínica Condesa.

Además, pidió hacer a un lado la violencia como método para negociar, pues subrayó que no está cerrada al diálogo.

Contra lo dicho por la dirigencia sindical, la directora puntualizó que en la Clínica Condesa no hay desabasto de medicamentos.

También comentó que el motivo del conflicto probablemente esté relacionado con la vacante de 18 plazas y explicó que su aspiración es que éstas sean entregadas a profesionales de la salud con méritos propios, capacidad y experiencia laboral, así como un gran compromiso con los pacientes de esta institución.

Solicitó a los líderes sindicales dejar atrás las prácticas poco transparentes como medio para lograr una plaza de base.

Sobre una eventual disposición de su parte a renunciar para resolver el conflicto, dijo que esa decisión atañe única y exclusivamente a las autoridades de la Secretaría de Salud, y que acatará cualquier instrucción. Aprovechó para reiterar que no existe manipulación a los trabajadores de la clínica y éstos le correspondieron rodeándola como muestra final de apoyo.

googletag.cmd.push(function() { googletag.display(‘div-gpt-ad-1455222971450-0’); });