Belleza
mayo 18, 2019
Prepa 6 adopta medidas contra el acoso al interior del plantel
mayo 18, 2019

Avanza diálogo por cancelación de presa El Zapotillo



Foto propiedad de: Mario Marlo

Autoridades federales y pobladores afectados por la construcción de la presa, se reunieron para definir el destino del proyecto que lleva 5 años detenido.

México.- Habitante de los pueblos de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, Jalisco, se reunieron con el asesor de Presidencia, Lázaro Cárdenas Batel, y Javier Guerrero, de la Unidad de Gobierno de la Secretaría de Gobernación , para reafirmar su desacuerdo con la construcción de la presa “El Zapotillo”.

En conferencia de prensa luego del encuentro, Gabriel Espinosa Iñiguez, del comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo, recordó que la presa “es un conjunto generado desde 2005 hasta la fecha y que distintos gobiernos han empujado violando los derechos humanos”.

Sin embargo, señaló que con el actual gobierno y las reuniones hechas, “despertamos la esperanza de que las cosas se puedan resolver de otra manera. No podemos avanzar en proyectos de muerte, de corrupción de privatización de nuestros recursos. El presidente se ha comprometido a salvar las comunidades, confiamos en que pueda cumplir con su palabra”.

En cuanto al futuro de la presa, los pobladores de estos tres municipios dijeron que tanto Cárdenas Batel como Guerrero, y autoridades de la Comisión Nacional del Agua, “no hay ninguna decisión tomada, pero hemos solicitado que se revise el proyecto y se hagan auditorías en derechos humanos, jurídicas, ambientales, técnicas y económicas. Esperamos que se concrete otra reunión para seguir trabajando el conflicto”.

Aseguraron que de terminar la construcción de la presa, sus comunidades desaparecería y otros poblados se quedarían sin agua, como los productores de Los Altos de Jalisco, que son los que producen 80 por ciento del huevo y 30 por ciento de la proteína a nivel nacional. “Muchos pueblos se secarían y otros se inundarían. El otro tema son los costos. Una empresa que inició costando siete mil millones de pesos y que ahorita ya va sobre los 30 mil millones y que ni siquiera está funcionando”.

Respecto a la reunión, dijeron que fue positiva porque los funcionarios escucharon “nuestros argumentos de todas la afectación psicosociales y que muchas veces no se contemplan en los megaproyectos. Así como violaciones a derechos humanos. Es esperamos que se cancelen todos los proyectos que nacieron corruptos”.

Al mencionar el tema de las consultas públicas que en los últimos meses ha promovido el gobierno federal, el colectivo aseguró que en Temacapulín ya se realizó una consulta bajo los estándares internacionales, donde el 99% de la población afectada votó No a la presa, “antes que nos digan de una consulta, nosotros ya lo hicimos antes, hace 8 años”.