CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ante el paro de trabajadores en la Clínica Condesa, especializada en VIH-Sida, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, advirtió que su administración no caerá en chantajes de la Sección 18 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud (SNTS).

“No vamos a caer en un chantaje o presión relacionado con la corrupción. Hay un esquema en donde el sindicato, junto con el gobierno, otorgaban las plazas y en eso no estamos de acuerdo, particularmente en un tema tan delicado como el de la salud”, explicó.

window._taboola = window._taboola || ;
_taboola.push({
mode: ‘thumbnails-b’,
container: ‘taboola-mid-article-thumbnails’,
placement: ‘Mid Article Thumbnails’,
target_type: ‘mix’
});

En conferencia, acusó que el sindicato presiona para recuperar las plazas.

“La presión tiene que ver con esto, con que unas plazas que están ahí por el momento, paradas, congeladas –si lo quieren ver así–, que hemos estado haciendo una evaluación con la Secretaría de Salud, porque nuestro interés es que todo el Sistema de Salud tenga médicos suficientes, medicamentos –además de otros temas–, pero en particular esto que es un compromiso que hemos establecido. Hay una presión por parte del sindicato para poder definir las plazas y ahí sí no vamos a ceder”.

googletag.display(‘div-gpt-ad-1431643190681-0’);

La mandataria capitalina respaldó el trabajo de la directora de la Clínica, Andrea González, después de que ayer ésta dijo que si la secretaria de Salud, Oliva López, se lo solicita, renunciaría al cargo.

Sheinbaum dijo: “Ahí estamos apoyando a la directora. Es una mujer conocedora de su tema, muy comprometida y muy honesta”.

El paro de labores inició el pasado martes. Ayer, la directora de la Clínica de Especialidad Condesa, Andrea González, llamó a la dirigencia de la Sección 18 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud a dialogar y conciliar diferencias para terminar “cuanto antes” con el paro en dicho centro que, dijo, afecta a unas mil 500 personas que viven con VIH.

La funcionaria ofreció disculpas a los usuarios por la interrupción del servicio por presunto maltrato laboral. Y aclaró que quienes obstruyen las labores de la clínica son un pequeño grupo de trabajadores sindicalizados.

googletag.cmd.push(function() { googletag.display(‘div-gpt-ad-1455222971450-0’); });