Pablo Iglesias pedirá a Pedro Sánchez un Gobierno de coalición “frente a los 147 diputados de las derechas”
mayo 17, 2019
Tres juzgados de Madrid permiten a Puigdemont, Ponsatí y Comín presentarse a las elecciones europeas
mayo 17, 2019

Este es el cuadro de Felipe VI que Hernán Cortés ha pintado por 88.000 euros

El Congreso inaugura la obra del retratista que presidirá el Salón de Ministros

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha descubierto este lunes el retrato al óleo de Felipe VI, realizado por el retratista Hernán Cortés, que ha costado 88.000 euros y que a partir de ahora presidirá el conocido como Salón de Ministros.

Se trata de un lienzo cuadrado de 1,5 metros de lado donde el monarca, con barba, aparece sentado con las manos apoyadas sobre las piernas, mirando de frente al espectador, vestido con un traje gris marengo, con camisa gris clara y corbata oscura.

googletag.cmd.push(function() {
googletag.display(“edi-ad-slot-intext”);
});

Tras él, un fondo ocre en cuya parte superior se puede leer, como cincelada en piedra, la leyenda “Felipe VI Rey. XL aniversario de la Constitución Española”.

El nuevo cuadro de Felipe VI ocupará el lugar que donde hasta ahora lucía un retrato de su padre, el rey Juan Carlos, obra del pintor Ricardo Macarrón, y que permanecerá en uno de los laterales del Salón de Ministros.

La adquisición de este cuadro se acordó en junio de 2018. Tras consultar con Zarzuela y barajar el nombre de tres artistas, la Cámara se decantó finalmente por Hernán Cortés, considerado uno de los mejores retratistas del panorama pictórico español y conocido como el “pintor de la Transición”.

Es el autor el famoso políptico de los padres de la Constitución presente en la Sala Constitucional del Hemiciclo, además de retratos de los expresidentes Felipe González y José María Aznar, de los reyes Juan Carlos y Sofía y otros seis retratos de Felipe VI que se encuentran en instituciones como el Tribunal Supremo o el Consejo de Estado.

Políptico de los padres de la Constitución de Hernán Cortés

Parte del políptico de los padres de la Constitución de Hernán Cortés

El artista mandó un primer presupuesto, pero el Congreso lo consideró muy alto y le pidió otro más ajustado y en la media del coste que están pagando otras instituciones para hacerse con un retrato del rey. El pasado mes de diciembre, se acordó con el autor un precio de 80.000 euros más IVA (un total de 88.000 euros). Unidos Podemos votó en contra del encargo alegando que consideran estos retratos un “anacronismo”.

Unidos Podemos, partidario de una fotografía

La formación que lidera Pablo Iglesias ya había indicado en este proceso que sería más adecuado seguir el ejemplo del expresidente del Congreso Manuel Marín, quien, en vez de elegir un cuadro para quedar inmortalizado en la Galería de Presidentes, optó por una fotografía de Cristina García Rodero, bastante más barata que los tradicionales retratos pictóricos.

El retratista ha explicado que con su obra ha querido combinar el “respeto” que suscita el personaje con “cierta naturalidad”, y todo ello procurando huir de “cierta pomposidad y envaramiento que a veces se da en este tipo de obras”.

Es decir, representar la figura del rey de manera que aparezca “cierto aire de autoritas propio del jefe del Estado” pero “sin olvidar la cordialidad” y “cierta cercanía”, ha apuntado tras descubrir el cuadro.

Incluso ha ido más allá y ha aludido a la “mirada cómplice que él lanza al espectador y que me parece muy característica, una manera de mirar que inspira confianza”.

El artista, nacido en Cádiz en 1953, también ha señalado que ha intentado dotar a su obra de cierta “sobriedad” propia de la tradición del retrato español y tratando que armonizara con las características de la sala donde se iba a ubicar y que ha visitado varias veces en el proceso de confección del retrato.

Cree el pintor que al rey le ha gustado su imagen -“quiero creer que le ha gustado”, apostilla- y asegura que Felipe “está acostumbrado a posar y a facilitar las cosas”, como ha comprobado cuando ha posado para él en su estudio.

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, en uno de sus últimos actos oficiales al frente de la institución, ha asegurado en el acto que este cuadro es posiblemente uno de los mejores retratos de Hernán Cortés Moreno y se ha mostrado convencida de que pronto se convertirá en un “icono” de referencia del jefe del Estado.

Hasta ahora, el cuadro más caro de los últimos años fue el del socialista José Bono, que costó unos 83.000 euros, mientras que Marín bajó la media al apostar por una fotografía con un precio de casi 25.000 euros. Su sucesor, Jesús Posada, se inmortalizó por 66.000 euros y el más barato hasta la fecha ha sido el de Patxi López, el presidente más breve desde la Transición, que costó 10.300 euros, IVA incluido.

En el acto además de Ana Pastor, han estado presenteslos miembros de la Mesa, el presidente de Patrimonio Nacional y los directores de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y del Museo del Prado.

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha descubierto este lunes el retrato al óleo de Felipe VI, realizado por el retratista Hernán Cortés, que ha costado 88.000 euros y que a partir de ahora presidirá el conocido como Salón de Ministros.

Se trata de un lienzo cuadrado de 1,5 metros de lado donde el monarca, con barba, aparece sentado con las manos apoyadas sobre las piernas, mirando de frente al espectador, vestido con un traje gris marengo, con camisa gris clara y corbata oscura.

Tras él, un fondo ocre en cuya parte superior se puede leer, como cincelada en piedra, la leyenda “Felipe VI Rey. XL aniversario de la Constitución Española”.

El nuevo cuadro de Felipe VI ocupará el lugar que donde hasta ahora lucía un retrato de su padre, el rey Juan Carlos, obra del pintor Ricardo Macarrón, y que permanecerá en uno de los laterales del Salón de Ministros.

La adquisición de este cuadro se acordó en junio de 2018. Tras consultar con Zarzuela y barajar el nombre de tres artistas, la Cámara se decantó finalmente por Hernán Cortés, considerado uno de los mejores retratistas del panorama pictórico español y conocido como el “pintor de la Transición”.

Es el autor el famoso políptico de los padres de la Constitución presente en la Sala Constitucional del Hemiciclo, además de retratos de los expresidentes Felipe González y José María Aznar, de los reyes Juan Carlos y Sofía y otros seis retratos de Felipe VI que se encuentran en instituciones como el Tribunal Supremo o el Consejo de Estado.

El artista mandó un primer presupuesto, pero el Congreso lo consideró muy alto y le pidió otro más ajustado y en la media del coste que están pagando otras instituciones para hacerse con un retrato del rey. El pasado mes de diciembre, se acordó con el autor un precio de 80.000 euros más IVA (un total de 88.000 euros). Unidos Podemos votó en contra del encargo alegando que consideran estos retratos un “anacronismo”.

Unidos Podemos votó en contra

La formación que lidera Pablo Iglesias ya había indicado en este proceso que sería más adecuado seguir el ejemplo del expresidente del Congreso Manuel Marín, quien, en vez de elegir un cuadro para quedar inmortalizado en la Galería de Presidentes, optó por una fotografía de Cristina García Rodero, bastante más barata que los tradicionales retratos pictóricos.

El retratista ha explicado que con su obra ha querido combinar el “respeto” que suscita el personaje con “cierta naturalidad”, y todo ello procurando huir de “cierta pomposidad y envaramiento que a veces se da en este tipo de obras”.

Es decir, representar la figura del rey de manera que aparezca “cierto aire de autoritas propio del jefe del Estado” pero “sin olvidar la cordialidad” y “cierta cercanía”, ha apuntado tras descubrir el cuadro.

Incluso ha ido más allá y ha aludido a la “mirada cómplice que él lanza al espectador y que me parece muy característica, una manera de mirar que inspira confianza”.

El artista, nacido en Cádiz en 1953, también ha señalado que ha intentado dotar a su obra de cierta “sobriedad” propia de la tradición del retrato español y tratando que armonizara con las características de la sala donde se iba a ubicar y que ha visitado varias veces en el proceso de confección del retrato.

Cree el pintor que al rey le ha gustado su imagen -“quiero creer que le ha gustado”, apostilla- y asegura que Felipe “está acostumbrado a posar y a facilitar las cosas”, como ha comprobado cuando ha posado para él en su estudio.

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, en uno de sus últimos actos oficiales al frente de la institución, ha asegurado en el acto que este cuadro es posiblemente uno de los mejores retratos de Hernán Cortés Moreno y se ha mostrado convencida de que pronto se convertirá en un “icono” de referencia del jefe del Estado.

Hasta ahora, el cuadro más caro de los últimos años fue el del socialista José Bono, que costó unos 83.000 euros, mientras que Marín bajó la media al apostar por una fotografía con un precio de casi 25.000 euros. Su sucesor, Jesús Posada, se inmortalizó por 66.000 euros y el más barato hasta la fecha ha sido el de Patxi López, el presidente más breve desde la Transición, que costó 10.300 euros, IVA incluido.

En el acto además de Ana Pastor, han estado presenteslos miembros de la Mesa, el presidente de Patrimonio Nacional y los directores de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y del Museo del Prado.