Dónde ver la obra de Rafael Coronel
mayo 10, 2019
Restaurantes para celebrar el Día de las Madres
mayo 11, 2019

Conoce al despacho mexicano que transformará el MoMA en una selva

A partir de junio, el patio del Museo de Arte Moderno (MoMa) PS1 situado en Long Island City, Nueva York, lucirá como un oasis en medio de la jungla de concreto y de cristal. Ello, gracias a la intervención de Pedro & Juana, el despacho mexicano ganador del 20° Programa Young Architects 2019 (YAP).

Con una panorámica de 360 ​​grados de extensos paisajes naturales, incluida una cascada de agua, la instalación proveerá a residentes y visitantes un espacio de frescura, relajación y reflexión. Pues una de las misiones de la convocatoria realizada por el MoMa fue crear un espacio sustentable que llamara la atención respecto a la preservación del medio ambiente.

Fundado por los arquitectos Ana Paula Ruiz Galindo y Mecky Reuss, el despacho Pedro & Juana diseñó la instalación temporal a partir de una estructura circular de 40 pies de alto por 90 pies de ancho. El proyecto lleva por nombre ‘Hórama Rama’.

Arquitectura, diseño, naturaleza, arte y cultura

De los proyectos presentados por los cinco despachos finalistas, la propuesta de Pedro & Juana destacó por cumplir con todos los requisitos del desafío planteado por MoMa PS1. También por su innovación y estética. Por ejemplo, para que los visitantes descansen del recorrido por el museo, ‘Hórama Rama’ contará con originales hamacas.

También lee: Dos despachos mexicanos son finalistas del Young Architects 2019

El envolvente entorno selvático dará la bienvenida a músicos y espectadores al Warm-up summer music serie, un completo programa de eventos culturales que tendrán lugar durante todo el verano en el MoMA PS1.

De esta manera, Pedro & Juana suma un acierto más a su trayectoria internacional. De su portafolio destaca el proyecto «Dear Randolph» creado para el Centro Cultural de Chicago en el marco de la Bienal de Arquitectura 2015 de aquella ciudad: una opulenta sala de estar interactiva con mesas altas, sillas y sofás, y luces suspendidas en posiciones variables.

Al igual que el memorable diseño que convirtió al centro del Museo de Arte Contemporáneo de Chicago en un espacio dinámico y flexible con un techo de 221 lámparas. Esto con motivo de la edición 2017 de la la Bienal en la «ciudad de los vientos».

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí